Navegación – Mapa del sitio

Lope en Sevilla (1604): nuevas noticias, con algunos datos sobre Diego de Santander y Gabriel Vaca

José Manuel Rico García
p. 7-25

Resúmenes

Se presenta y reproduce un documento notarial del Archivo Histórico Provincial de Sevilla cuyo contenido permite despejar las incógnitas sobre el final de la estancia de Lope en Sevilla en 1604. Tal documento es, además, prueba inequívoca de que el comediante Gabriel Vaca murió entre 1603 y julio de 1604. Igualmente, este protocolo es el último testimonio conocido de la existencia del autor de comedias Diego de Santander. También se reproduce un documento hallado por Celestino López Martínez, cuyo paradero se ignoraba, que sitúa a Lope en Sevilla a finales de julio de 1604.

Inicio de página

Texto completo

1Pocas vidas hay de escritores de nuestro Siglo de Oro tan detalladamente documentadas como la de Lope de Vega. Numerosos protocolos notariales, prólogos, dedicatorias de sus obras, documentos parroquiales y un nutrido epistolario constituyen los retazos con que se ha podido construir el discurso razonado y más o menos exacto de toda una vida. De Lope, en fin, poseemos numerosas certezas que han permitido recomponer los hitos fundamentales de su biografía y han podido evitar que el relato de su existencia se funde sobre conjeturas y presunciones elaboradas por la fantasía de biógrafos audaces, proceder del que han sido víctimas muchos de sus contemporáneos.

  • 1 Davis, 2004.
  • 2 Sliwa, 2007.
  • 3 Sánchez Mariana, 2011. Sobre los autógrafos de las comedias de Lope son imprescindibles los trabajo (...)

2Los recientes trabajos de Davis, Sliwa y Sánchez Mariana, que han reunido la mayor parte de la documentación conservada y conocida de Lope de Vega, demuestran que pocas noticias sobre las jornadas sevillanas de Lope se pueden añadir a las reunidas por Rodríguez Marín en el primer cuarto del siglo pasado. En 2004, Charles Davis editó 27 documentos de Lope de Vega Carpio en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid1; en 2007, Sliwa reunió en dos volúmenes la documentación conocida sobre Lope2; y Manuel Sánchez Mariana, finalmente, hizo inventario de los autógrafos del poeta3. Las páginas que siguen vienen a ofrecer un documento inédito y a esclarecer las vicisitudes y el paradero de un poder mencionado por Rodríguez Marín y publicado por Celestino López Martínez, que, sin embargo, no han recogido esas recientes recopilaciones ni las biografías del poeta madrileño. Ambos escritos, que se transcriben en el apéndice final, permiten conocer con más exactitud las estancias de Lope en Sevilla entre 1602 y 1604, y ayudan a precisar la fecha en la que abandonó la ciudad para trasladarse a Toledo.

  • 4 Miguel del Carpio no era, como se supuso durante décadas, tío carnal de Lope, sino primo de su abue (...)
  • 5 Véase Montoto, 1935, p. 13. Las menciones y detalles del túmulo hispalense dedicado a Felipe II en (...)
  • 6 Muy confusas son las razones aportadas para verificar las estancias de Lope en Sevilla en 1582 y 15 (...)
  • 7 Si hemos de atender lo que el propio Lope dice en numerosos lugares de sus obras, se embarcó en Lis (...)
  • 8 Sobre la historia bibliográfica y crítica del texto de las Rimas, cfr. el estudio textual de la edi (...)
  • 9 Sobre el particular véase Gómez Canseco, 2007.
  • 10 El Arenal de Sevilla fue compuesto entre 28 de febrero y 17 de mayo de 1603; véase J. H. Arjona, 19 (...)
  • 11 La historia editorial de la Parte primera de las comedias fue analizada circunstanciadamente por Ca (...)

3Los indicios que poseemos sobre las estancias de Lope en la capital hispalense antes de 1602 son muy inciertos. Dejando a un lado la residencia en casa de su pariente el inquisidor Miguel del Carpio durante la infancia o adolescencia4, que está aún envuelta en incógnitas, Santiago Montoto conjeturó con un hipotético paso por Sevilla en 1588 en su librito Lope de Vega y Juan de Arguijo5. Montoto, persuadido de la participación de Lope en la Armada Invencible6, consideró que el inicio de la amistad con Arguijo pudo fraguarse cuando se disponía a embarcar en la Armada o acaso a su regreso de la expedición7. También sospechaba que había residido una breve temporada en Sevilla durante 1598, pues, a su juicio, vino acompañando a su señor el marqués de Sarria. Sobre esta posible visita de Lope a Sevilla apenas aporta datos en el citado ensayo. A pesar de los argumentos propuestos por Montoto, la única residencia fehaciente de Lope en Sevilla fue la iniciada en 1602. Su establecimiento en la ciudad entre ese año y 1604 coincide con una de las etapas más fecundas de su carrera literaria y estuvo marcada por algunos hitos relevantes: nada menos que la publicación de la Segunda parte de las Rimas8, la preparación y edición de El peregrino en su patria, la concepción y redacción de parte de la Jerusalén9, la composición de algunas comedias como El arenal de Sevilla10 y la publicación de la Parte primera de las comedias11.

  • 12 Ofrecen un razonado encaje de los datos conocidos Castro y Rennert, 1969, pp. 138-145.
  • 13 Véase Barrera y Leirado, 1973-1974, vol. I, pp. 75 y 70.
  • 14 Barrera y Leirado, 1973-1974, vol. I, p. 77.
  • 15 «A principios del año 1604 regresaba Lope de Sevilla a Madrid o Toledo» (Barrera y Leirado, 1973-19 (...)
  • 16 Sánchez Arjona, 1994, p. 113.
  • 17 Véase Rodríguez Marín, 1914a y 1914b.
  • 18 Rodríguez Marín, 1914a, p. 256 y 1914b, p. 8.
  • 19 Los datos conocidos de Diego Díaz fueron reunidos por David Castillejo, 1984.
  • 20 Para el estudio y edición de estos sonetos y de su contexto véase Rico García y Solís de los Santos (...)

4El repertorio documental que abarca esos años ha permitido a los biógrafos de Lope reconstruir de forma sumaria lo esencial de ese periodo de su existencia12. Sin embargo, se han propuesto numerosas hipótesis —en más de una ocasión sin fundamento documental— para fijar las fechas de su comienzo y de su final. Cayetano Alberto de la Barrera pensó que Lope habría abandonado la ciudad hacia 1601, tras dejar el servicio del marqués de Sarria. A su juicio, si la intensa actividad literaria sevillana había sido un estímulo para el viaje, más lo fue la pasión por Camila Lucinda, cuya identidad era aún desconocida, y, en su opinión, estaba asentada en Sevilla desde 160013. Con todo, admitió las idas y venidas de Sevilla a Toledo y a Madrid durante ese periodo. Así, consideraba que «permaneció Lope en Madrid y Toledo hasta fines del año de 1602»14, y que estaba de vuelta en Sevilla en los primeros meses de 1603. Finalmente, estimó que su regreso definitivo a Madrid o a Toledo tuvo lugar a principios de 160415. Sánchez Arjona insistió en las mismas fechas: «Lope de Vega vino a Sevilla en 1600, permaneciendo en esta ciudad, aunque no de continuo, hasta 1604»16. Para señalar el final de su estancia, remitió a la estimación de Cayetano Alberto de la Barrera, esto es, principios de 1604. Rodríguez Marín, en una memorable conferencia leída en el Ateneo de Madrid y publicada en el primer número del Boletín de la Real Academia Española17, supuso que Lope había llegado a Sevilla tras Camila Lucinda a finales del año 1600 o principios de 160118. De paso, dilucidó documentalmente buena parte de las incertidumbres biográficas de esos años, entre las que cabe destacar la identificación de Camila Lucinda con Micaela de Luján, actriz y esposa del también comediante Diego Díaz19. Sin embargo, el dato más cierto sobre el establecimiento de Lope en Sevilla lo proporciona el epígrafe que encabeza un conjunto de sonetos satíricos con el que algunos ingenios sevillanos quisieron dar una maliciosa bienvenida al poeta madrileño: A Lope de Vega cuando vino de Castilla el año de 1602. Los poetas hispalenses allí reunidos le aguaron la fiesta al Fénix, como él dejó sentir en varias de sus composiciones. Entre las incógnitas que rodean la estancia de Lope en Sevilla siguen sin despejarse las causas de su desencuentro con esos ingenios y aún hoy se ignora la identidad de los mismos20.

Documentos sobre la estancia en Sevilla que dio a conocer Rodríguez Marín

5Los testimonios documentales que Rodríguez Marín aportó sobre la presencia de Lope en Sevilla por esos años son los que se enumeran a continuación:

  • 21 Así queda testimoniado en el protocolo A.H.P.S. Protocolo de Juan de Espinosa, oficio 21, lib. 1º d (...)
  • 22 A.H.P.S. Oficio 21, lib. 1º, año 1603, f. 20.

1. El 23 de diciembre de 1602 otorgó en Toledo Gabriel Vaca a Lope de Vega un poder para autorizarlo a cobrar la deuda que Diego de Santander había contraído con él21. Este poder de cobro lo había tenido otorgado hasta entonces Gabriel Vaca a Miguel Sotelo, escribano del rey en Sevilla; de tal manera que mediante el nuevo documento el poder era revocado y transferido a Lope. Como consecuencia de ello, once días después, el 3 de enero de 1603, le es entregado a Lope en Sevilla el recibo de documentos, en virtud del citado poder que tenía de Gabriel Vaca22. Así pues, Lope recibió en Sevilla las tres escrituras de obligación en que se reconocía la deuda contraída por Santander con Gabriel Vaca y se prometía su pago. La transferencia de ese poder a Lope da a entender que el acreedor, Gabriel Vaca, confiaba en Lope para cobrar su deuda, porque este se iba a trasladar a Sevilla o residía ya allí, y, por vinculaciones profesionales, tenía relación con el deudor, el autor de comedias Diego de Santander, quien parece probable que residiera en Sevilla.

  • 23 Sevilla, Archivo parroquial de San Vicente, Lib. 10º de Bautismos, f. 279. Reproduce la partida de (...)

2. Partida de bautismo de Félix, hijo de Micaela de Luján, con fecha 19 de octubre de 160323. Ese domingo, en la parroquia de San Vicente, en cuya collación residieron Lope y Micaela, fue bautizado el niño Félix, cuya paternidad constó en la partida a nombre de Diego Díaz, marido de la madre. Se desafiaba así todo cuanto se conocía y se sabe sobre las leyes de la gestación, pues no consta que Diego Díaz regresara por Sevilla a finales de 1602 o principios de 1603 para que su mujer concibiera un nuevo hijo que, curiosamente, iba a ser llamado por el segundo nombre de su amante. Pero ese es otro asunto suficientemente tratado.

  • 24 A.H.P.S., oficio 21, lib. 1º de 1604, f. 345-351, días 12, 13 y 16 de enero. Lo reproducen Rodrígue (...)
  • 25 Véase Castro y Rennert, 1969, p. 104. Mateo Alemán «en esto de testificar en falso y hacer negocios (...)

3. Pedimiento en enero de 1604 por parte de Micaela de Luján de la tutela y administración de los bienes de los hijos que tuvo en su matrimonio con Diego Díaz24. Este expediente de tutela fue el que permitió al erudito ursaonense averiguar la identidad de Camila Lucinda. El comediante Diego Díaz, que anduvo los últimos años de su vida con negocios en América, había muerto en Perú en 1603, y su viuda, para que se la nombrase tutora y curadora de sus hijos y se la autorizase a recibir y administrar la herencia, promovió diligencias judiciales ante el licenciado Garci Gutiérrez de Perea, teniente de asistente de Sevilla, por pedimento de 10 de enero de 1604, donde constaban el propio Lope, como fiador de la tutela, y, como testigos, un tal Simón González y el mismísimo autor del Guzmán de Alfarache25.

Un nuevo documento de 1604 y algunas aclaraciones sobre el final de la estancia de Lope en Sevilla

  • 26 Toledo, Archivo de Protocolos, Protocolo de Juan Sánchez de Soria, año 1604, f. 1565. Lo reproducen (...)
  • 27 Véase Castro y Rennert, 1969, p. 154.

6Tras las fechas de ese último documento, enero de 1604, se perdía el rastro notarial del poeta en Sevilla. En las colecciones documentales sobre Lope que se han enumerado, la firma del poeta no reaparece en ningún documento conocido hasta el 10 de agosto en Toledo, en un protocolo que registra el alquiler por un año de unas casas en el barrio de San Juste de esa ciudad por valor de sesenta y ocho ducados26. La carencia documental de esos meses forzó la cauta y discreta conclusión de Américo Castro: «No se conoce la época en que Lope volviese de Sevilla; lo único que sabemos con certeza es que durante el verano y el otoño de 1604 vivía otra vez en Toledo en compañía de su mujer»27.

  • 28 Rodríguez Marín, 1914a, p. 268. Entrambasaguas asumió la estimación de Rodríguez Marín, véase Entam (...)

7Rodríguez Marín, sin embargo, había sospechado que Lope y Micaela de Luján habían abandonado Sevilla en primavera, aunque no llegó a declarar las razones de esa presuposición: «quizás no pasó el mes de abril sin que los dos peregrinos de amor abandonasen aquella ciudad»28. Creía que, tras su partida, había regresado «hacia la mitad o ya mediado el año de 1604»:

  • 29 Rodríguez Marín, 1914a, p. 268.

pues en los retazos de un viejo índice del oficio diez y seis de aquel Archivo de Protocolos se halla la siguiente cita, que no pude evacuar, por el pésimo estado de conservación en que se encuentra el libro de escrituras al que se refiere: «2º de 1604. Lope de Vega Carpio al Lcdº Fernando de Castro, poder, fol. 984»29.

8Este documento fue hallado y transcrito por Celestino López Martínez, quien esclareció las circunstancias de su paradero. Así se refirió a las citadas palabras de Rodríguez Marín, a quien no nombra en ningún momento:

  • 30 López Martínez, 1940, p. 39; el documento lo transcribe en las pp. 38-39.

Se ha dicho en letra de molde que la escritura copiada fue destruida y que solo existía referencia de ella en un libro de índice de documentos, pero es lo cierto que hallamos la escritura en un legajo del año 1611 en vez de 1604, que es la fecha de su otorgamiento30.

  • 31 Tampoco recogen los repertorios documentales referidos ni las biografías del poeta una declaración (...)

9Este documento, que transcribimos y reproducimos en el apéndice de este trabajo, no se recoge, aunque resulte extraño, en ninguno de los repertorios documentales que hemos consultado ni es citado en ninguna de las biografías del poeta madrileño que se han publicado desde que lo diera a conocer López Martínez en 194031. Hemos podido hallar la escritura notarial gracias a la diligencia del historiador y archivero del Archivo Histórico Provincial de Sevilla don Francisco Fernández López, que lo encontró en su ubicación actual: A.H.P.S.: Colección Celestino López Martínez (CELOMAR), caja 19862. Se trata, pues, de un documento incluido actualmente en la colección Celestino López Martínez del Archivo Histórico Provincial, fechado el 28 de julio de 1604, por el cual Lope de Vega otorga carta de poder al licenciado Hernando de Castro y Herrera para que en su nombre cobre quinientos reales a Rodrigo Tapia de Vargas.

  • 32 Cabe recordar que cuando Micaela de Luján, como se ha dicho, solicitó la custodia de los bienes de (...)
  • 33 Véase San Román, 1935, p. 109; y Astrana Marín, 1952, p. 539.
  • 34 Entrambasaguas, 1946b, p. 237.
  • 35 Es el adverbio que emplea Sainz de Robles (1962, p. 130) para juzgar moralmente tal situación.

10En nuestra opinión, este poder otorgado al presbítero Hernando de Castro con el fin de que cobrara la deuda que con Lope había contraído el Correo Mayor de Sevilla, don Rodrigo Tapia32, es la prueba inequívoca de que el poeta estaba rematando asuntos pendientes con el fin de preparar su definitivo traslado de Sevilla a Toledo. Todo casa, pues, curiosamente, el mismo día, el 28 de julio de 1604, consta una escritura, fechada en Toledo, por la que Antonio Delmás, mercader y vecino de la ciudad imperial, alquilaba una casa a Micaela de Luján durante un año por valor de seiscientos reales. Agustín Castellanos, sastre, estuvo presente como fiador33. El alquiler de esta vivienda en Toledo alentó conjeturas más que verosímiles, pues era fácil imaginar que ese alquiler fue hecho «por encargo de Lope»34, para vivir «escandalosamente»35 cerca de su amante, pues catorce días después, el 10 de agosto, Lope firmó, como se ha mencionado, el alquiler de una casa en el callejón de san Justo de Toledo para vivir con su legítima familia.

  • 36 A.H.P.S. Leg. 2428. Oficio 4. Año 1604. Lib. 2º. f. 892r.-893vº. Quiero expresar mi más sincero agr (...)
  • 37 A.H.P.S. oficio 21, lib. 1º de 1603, f. 19.

11Por otro documento que damos a conocer ahora se puede asegurar que Lope aún rezaba como residente en Sevilla el 1 de julio de ese año, pues, según un protocolo del Archivo Histórico Provincial Sevilla36, se obligaba al poeta, «residente en Sevilla», a pagar a Catalina de Valcázar, también vecina de esa ciudad y viuda de don Gabriel Vaca, que habría muerto muy recientemente, la cantidad de quinientos reales que Lope había cobrado de Diego de Santander, en virtud del poder que para ello le había otorgado el ya difunto Gabriel Vaca. Así pues, este documento hay que ponerlo en relación con el recibo de los otorgados por Lope de Vega que se halla en el libro 1º, oficio 21 del Archivo Histórico Provincial de Sevilla, dado a conocer por Rodríguez Marín. La consecuencia inmediata que se deduce de ello es que Lope logró cobrar, muy probablemente en Sevilla y antes de la fecha establecida en esta escritura de obligación, la deuda contraída por Diego de Santander con Gabriel Vaca, que se remontaba hasta el 15 de diciembre de 1599, según se testimonia en el citado protocolo37.

  • 38 Shergold y Varey, 1985.
  • 39 Ferrer Valls, 2008.
  • 40 También recoge los contratos realizados por Diego de Santander para representar en Salamanca en el (...)
  • 41 Véase Vega, 1973, p. 482 nota. Por su parte, Francisco Cascales en las Tablas poéticas incluye a Sa (...)

12Ciertamente, hay más de una razón para pensar que Diego de Santander pudo vivir en ese y en otros tiempos en Sevilla. La Geneaología, origen y noticias de los comediantes de España38, manuscrito dieciochesco de la Biblioteca Nacional que contiene la primera tentativa de un inventario de actores españoles, lo considera un «representante antiguo» de origen hispalense. La principal fuente de noticias sobre el autor de comedias Diego de Santander es, al día de hoy, el Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (DICAT)39, dirigido por Teresa Ferrer Valls. La base de datos de este diccionario proporciona documentos sobre Santander que abarcan los años 1579-160340. Que Lope y Santander se trataron parece fuera de toda duda. Lope de Vega refiere en El peregrino en su patria (1604) que un autor de ese nombre representó su comedia La Montañesa, y lo considera «digno de ser oído»41.

  • 42 Véase Bolaños Donoso, 1995, p. 138.
  • 43 Véase Sánchez Arjona, 1994, pp. 80-81, 94, 100.

13El primer documento que registra el DICAT acerca de la actividad de Diego de Santander en Sevilla es una escritura fechada el 23 de abril de 1579 mediante la cual rescindía el acuerdo para representar con la compañía de Juan Granado hasta el día de carnaval del año siguiente, esto es, el 17 de febrero de 158042. Varios de los documentos registrados en el citado Diccionario están firmados en Sevilla, donde su actividad debió de ser más intensa por sus vínculos con la ciudad, en la que muy probablemente habría nacido y en la que residiría la mayor parte del año. Así, los Anales del teatro en Sevilla recogen no pocos testimonios de su actividad teatral en la ciudad43. El establecimiento en la ciudad hispalense de Diego de Santander explicaría, pues, que consten las dos escrituras de obligación fechadas el 15 de diciembre de 1599 en Sevilla por las cuales el autor de comedias se imponía el pago de los 711 reales que Gabriel Vaca había pagado como su fiador y de otros 704 reales de la deuda contraída por el propio Diego Santander con Gabriel Vaca, escrituras testimoniadas, como se ha indicado, en el protocolo de 3 de enero de 1603 del Archivo Histórico Provincial de Sevilla.

  • 44 Rennert, 1909, p. 610.
  • 45 Pérez Pastor, 1901, p. 347.
  • 46 Teresa Ferrer Valls recoge en la entrada que el DICAT destina a Vaca la noticia de una copia apógra (...)
  • 47 Véase San Román, 1935, pp. 89-90.
  • 48 Sobre Catalina de Valcázar, véanse los datos que se registran en la entrada correspondiente del Dic (...)
  • 49 Véanse Pérez Pastor, 1901, p. 105 (la partida de casamiento está fechada en Madrid el 30 de marzo d (...)

14En lo que concierne a Gabriel Vaca, actor y representante de comedias, nació, en opinión de Rennert44, en Madrid. Pérez Pastor fue quien dio la noticia de su casamiento con la actriz Catalina de Valcázar45. La relación de Gabriel Vaca con Lope debió de ser estrecha y de mutua confianza, como se infiere del hecho de que le otorgara al poeta el poder para cobrar lo adeudado por su colega de profesión Diego de Santander46. El último documento que ofrecía testimonio de la existencia de Gabriel Vaca, según registra el Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (DICAT), es un protocolo notarial fechado en Toledo el 14 de junio de 1603, por el cual Gabriel Vaca, Pedro de Morales y Juan de Morales firmaban un contrato por valor de 200 ducados para representar en Escalona tres comedias, con dos entremeses y un baile por cada una de ellas, el jueves y el viernes siguientes a la festividad de san Juan47. Así pues, y de acuerdo con el documento que ofrecemos, se puede afirmar que Gabriel Vaca debió de morir poco después de esas fechas en circunstancias que ignoramos, pues el 1 de julio del siguiente año Catalina de Valcázar consta ya como su viuda en la obligación que firma Lope de reintegrarle la deuda cobrada por él a Diego de Santander. El hallazgo de este documento permite, pues, fijar de modo más aproximado el momento de la muerte del autor de comedias. Hasta ahora la fecha ad quem determinada para su muerte era antes del 30 de marzo de 1608, día en el que Catalina de Valcázar48 contrajo matrimonio con el también viudo y reconocido autor de comedias Alonso de Riquelme49.

  • 50 El último documento que registra el Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (D (...)

15Los documentos son, en fin, vicarios de la realidad. Del contenido de los que se ha dado noticia se infieren algunos datos de cierta pertinencia para la biografía de Lope y de dos de los representantes de comedias más celebrados y activos del Quinientos. Por ellos se puede establecer que Lope residía en Sevilla aún el uno de julio de 1604, y, probablemente, estuvo allí hasta finales de ese mes, pues el día 28 otorgó carta de poder al licenciado Hernando de Castro y Herrera. Lope dejaba en regla sus asuntos en la ciudad para marcharse a Toledo, donde el mismo día 28 arrendó una casa Micaela de Luján y donde él mismo alquilaría otra vivienda el 10 de agosto. Por otra parte, y en virtud de un poder, pudo cobrar la deuda que Diego de Santander había contraído con Gabriel Vaca, pues Catalina de Valcázar, viuda del acreedor, reclamó mediante carta de obligación el dinero al poeta el uno de julio de 1604. El documento permite también asegurar que el representante Gabriel Vaca había muerto entre el catorce de junio de 1603, fecha del último protocolo firmado por Vaca del que se tenía conocimiento, y julio de 1604. La carta de pago correspondiente constituye la última noticia que poseemos de la existencia de Diego de Santander50.

Apéndice documental51

Documento núm. 1: A.H.P.S-P.S. Leg. 2428. Ofº4. Año1604. Lib.2º. Fols. 892rº-893v

Extracto: Lope de Vega Carpio, residente en Sevilla, me obligo a pagar a Catalina de Valcázar, viuda de Gabriel Vaca, residente en Sevilla, 500 reales de plata que son por otros tantos que por virtud de un poder yo cobré de Diego de Santander, que los debía a Gabriel Vaca. Me obligo a pagároslo aquí en Sevilla desde hoy en 8 meses. Lope de Vega lo firmó y el escribano púbico lo conoce. Aceptación de Catalina de Valcázar, que no sabía firmar.

Fecha: Sevilla, 1 julio 1604.

Obligación de pago de Lope de Vega a Catalina de Valcázar

  • 52 La excepción de non numerata pecunia, a la que mediante este formulismo se renuncia, es la ‘excepci (...)
  • 53 Y renunçio… premática de las sumisiones: fórmula jurídica contenida en la mayoría de los contratos (...)

16Sepan quantos esta carta vieren cómo yo, Lope de Vega Carpio, residente en esta ciudad de Sevilla, otorgo e conozco que debo y me obligo de dar e pagar a vos, Catalina de Valcáçar, biuda, muger que fuysteis de Gabriel Vaca, difunto, residente en dicha ciudad: conbiene, a saver, quinientos reales de plata de a treinta e quatro marauedís cada uno, que son por otros tantos que por virtud de cierto poder yo cobré de Diego Santander, que los debía al dicho Gabriel Vaca, vuestro marido, por çiertas scripturas de obligaçiones que en fauor del susodicho otorgó. Las quales, juntamente con un poder que al dicho efeto me entregó de mayor contía de marauedís, e para en quenta dellos, yo rescibí sobre los dichos quinientos reales de plata del dicho Diego de Santander, de que soy deudor, y dellos me doy por entregado a mi boluntad, y serca de su rescibo renunçio la eçepcçión e leyes de la ynnumerata pecunia52 e prueba de la paga, y rescibo como en ella se contiene. Y estos dichos quinientos reales deste dicho deudo prometo e me obliga de os los pagar e a quien vuestro poder ouiere, aquí en Sevilla, llanamente y sin pleito alguno de oy, día de la fecha desta carta, en ocho meses cumplidos primeros siguientes. Y renunçio de no decir ni alegar que los susodichos no es ni pasó así, ni otro remedio alguno que impida la paga y execuçión desta scriptura. Y paresiendo lo contrario, lo renunçio e doy por ninguno e para la paga e cumplimiento de lo que dicho es, doy poder cumplido a las justiçias de su magestad de qualquier fuero y jurisdisión que sean, y en especial a las desta ciudad de Sevilla, a cuyo fuero y jurisdisión me someto y obligo con mi persona e bienes. Y renunçio mi propio fuero y juridisión, domisilio e vecindad, e la ley si conbeneri de juriditione onium judicum, y la nueva premágtica de las sumisiones53, como en ella se contiene, para que por todo remedio e rigor de derecho e vía executiua, y en otra manera me executen, compelan y apremien a no así pagar e cumplir como dicho es. E renunçio qualquier leyes, fueros e derechos de mi favor e la que defiende la general renunçiaçión, e obligo a mi persona e bienes auidos e por auer. En Sevilla, a primero día del mes de julio de mil e seis çientos y quatro años. Y el dicho otorgante a el qual yo, el presente scriuano público doy fee que conozco, lo firmó de su nombre en este registro, siendo testigos Pedro de Ávila e Juan de Carmona, scriuanos de Sevilla. E yo, la dicha Catalina de Valcáçar, que, a lo que dicho es, presente soy, otorgo que açepto esta scriptura en todo e por todo como en ella se contiene, e por bien de guardar a el dicho Lope de Vega al plazo contenido en esta scriptura. Y declaro aber resibido del susodicho los papeles y recaudos que ha efeto de la dicha cobrança se me entregaron y están en mi poder, de que me otorgo por entregada a mi boluntad y serca de su rescibo renunçio la ley del entrego e prueva del rescibo, como en ella se contiene. Y renunçio, si es necesario, las leyes del Beliano y Toro e Partidas, que son en favor de las mugeres, y a la seguridad de que esperaré a el plazo contenido en esta scriptura. Obligo a mi persona e bienes auidos e por auer. Fecho ut supra, testigos los dichos scriuanos de Sevilla; e la dicha otorgante no firmó porque dixo que no savía, y presentó por testigos de su conocimiento, que juraron en forma de derecho que la conocen e saben que es la propia otorgante aquí contenida y se le llama como aquí se a nombrado, a don Baltasar […] y Lusón, residente en esta ciudad, y a Juan de Burgos, escriuano desta dicha ciudad en la collacçión de Sant Andrés, que así se nombró.

Pedro de Carpio (Rúbrica)

Lope de Vega Carpio (Rúbrica)

Pedro de Ávila (Rúbrica)

Escribano Público

Escribano de Sevilla

Juan de Carmona (Rúbrica)

Escribano de Sevilla

Documento núm. 2: A.H.P.S.: Colección Celestino López Martínez (CELOMAR), caja 19862

Fecha: Sevilla, 28 de julio 1604.

Lope de Vega otorga carta de poder al licenciado Hernando de Castro y Herrera para que en su nombre cobre quinientos reales a Rodrigo de Tapia de Vargas

  • 54 Lasto: ‘Recibo que se da a quien paga por otra persona, para que pueda cobrarse de él’.
  • 55 Estas diligencias al final de los protocolos era común. Mediante ellas se daba fe, por parte del es (...)

17Sepan quantos esta carta vieren, como yo, Lope de Vega Carpio, residente en esta dicha ciudad de Sevilla, otorgo y conozco que doy mi poder cunplido e bastante, como de derecho se requiere, al licenciado Hernando de Castro y Herrera, presbítero, residente en esta dicha ciudad, para que en mi nombre y como yo mismo pueda pedir, reseuir, auer y cobrar, en juicio y fuera dél, de Rodrigo de Tapia de Vargas, del ábito de San Juan, veinte quatro y correo mayor desta ciudad de Seuilla del Concejo della y de sus bienes y de quien con derecho deua, quinientos reales que el susodicho me deue y a de pagar en virtud de una letra de donar [tachado] el dotor Antonio Pichardo de Minuesa, firmado de su mano, dada sobre el dicho Rodrigo Tapia de Vargas a pagar a mí o a quien mi poder tubiese, como consta de la dicha librança, su fecha en Salamanca a catorze de jullio deste año de seiscientos y quatro, la qual está aceptada por el dicho Rodrigo de Tapia, y dar y otorgar del recibo della carta o cartas de pago, finiquitos, lastos54 y los demás recaudos que conbengan, renunciando en lo que conbiniese las leyes de la pecunia como en ella se contiene y sobre la dicha cobrança pueda parezer en juicio ante quales quier justicias qual en derecho deua, e hazer e poner qualesquier demandas, pedimientos e requerimientos e protestaciones, juramentos, execuciones, presiones, consentimientos de solturas, enbargos y desenbargos, venta y remates de bienes y tomar posesión y anparo dellos, y todos los demás autos e diligencias que convengan y se requieran judiçiales y extrajudiciales, y los que yo mismo haría e podría hazer si presente fuese, que para todo ello le doy este dicho poder cunplido con libre y general administraçión y con facultad que lo pueda sostituir en quien quisiere y rebocar los sostitutos y nonbrar a otros y a todos relievar en forma de derecho, y a su firmeza obligo mi persona e vienes avidos e por auer. Fecha la carta en Sevilla a veinte y ocho días del mes de jullio de mil seiscientos y quatro años. El dicho otorgante a el que yo el presente escribano público doy fee que conozco, firmó de su nombre en este registro. Testigos Alonso de Araujo y Cipriano Martínez, escribanos de Sevilla. Va enmendado55 que doy, veinte y tachado donan.

Francisco Hurtado (Rúbrica)

Lope de Vega Carpio (Rúbrica)

Cipriano Martínez (Rúbrica)

Escribano Público

Escribano de Sevilla

Alonso de Araujo (Rúbrica)

Escribano de Sevilla

Reproducción Documento núm. 1: A.H.P.S-P.S. Leg. 2428. Ofº4

Reproducción Documento núm. 1: A.H.P.S-P.S. Leg. 2428. Ofº4

Año1604. Lib.2º. Fols. 892rº-893vº

Reproducción Documento núm. 2: A.H.P.S.

Reproducción Documento núm. 2: A.H.P.S.

Colección Celestino López Martínez (CELOMAR), caja 19862.

Inicio de página

Referencias bibliográficas

Arjona, J. H., «Apunte cronológico sobre El Arenal de Sevilla de Lope», Hispanic Review, 5, 1937, pp. 344-346.

Astrana Marín, Luis, Vida azarosa de Lope de Vega, Barcelona, Juventud, 1935.

——, Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra, Madrid, Instituto Editorial Reus, vol. V, 1952.

Barrera y Leirado, Cayetano Alberto de la, «Nueva biografía de Lope de Vega», en Lope de Vega, Obras, vol. I, ed. M. Menéndez Pelayo, Madrid, RAE, 1890 (reeditada en la BAE, vols. 262-263, Madrid, Atlas, 1973-1974).

Bolaños Donoso, Piedad, «Nuevas aportaciones documentales sobre el histrionismo sevillano del siglo xvi», en La comedia. Seminario hispano-francés organizado por la Casa de Velázquez. Madrid, diciembre 1991-junio 1992, ed. Jean Canavaggio, Madrid, Casa de Velázquez (Collection de la Casa de Velázquez, 48), 1995, pp. 131-144.

Cascales, Tablas poéticas, ed. Benito Brancaforte, Madrid, Espasa Calpe, 1975.

Campana, Patrizia, Luigi Giuliani, María Morrás y Gonzalo Pontón, «La Parte primera de comedias: historia editorial», en Lope en 1604, Lleida, Milenio-Universitat Autònoma de Barcelona, 2004, pp. 33-42.

Castillejo, David, «Diego Díaz: marido de Micaela Luján», Boletín de la Real Academia Española, 64, 1984, pp. 257-275.

Castro, Américo, y Hugo A. Rennert, Vida de Lope de Vega (1562-1635), notas adicionales de Fernando Lázaro Carreter, Madrid, Anaya, 1969.

Cornejo, Manuel, «La esclava de su galán: nuevos datos acerca de las estancias sevillanas de Lope de Vega», Anuario Lope de Vega, 9, 2003, pp. 195-210.

——, «La funcionalidad del espacio urbano en El amante agradecido de Lope de Vega», en Actas del Congreso «El Siglo de Oro en el nuevo milenio», eds. Carlos Mata y Miguel Zugesti, 2 vols., Pamplona, Eunsa, 2005, I, pp. 487-500.

Davis, Charles, 27 documentos de Lope de Vega Carpio en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, Madrid, Comunidad de Madrid, 2004.

Entrambasaguas, Joaquín, Vida de Lope de Vega [1936], Barcelona, Labor, 1946a (1ª reimpr.).

——, Vivir y crear de Lope de Vega, Madrid, CSIC, 1946b.

Espinosa Maeso, Ricardo, «Don Miguel del Carpio, tío de Lope de Vega», Boletín de la Real Academia Española, 58/214, 1978, pp. 295-374.

Ferrer Valls, Teresa (dir.), Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (DICAT), Edición digital, Kassel, Edition Reichenberger, 2008.

Framiñán de Miguel, María Jesús, «Estudio documental sobre el teatro en Salamanca (1500-1630): avance de resultados», Criticón, 96, 2006, pp. 115-137.

Gómez Canseco, Luis, «Lope de Vega y el humanismo sevillano. El Cantar bíblico en la Jerusalén conquistada», en Geh hin und lerne. Homenaje al profesor Klaus Wagner, coords. P. Bolaños, M. de los Reyes, A. Domínguez Guzmán, Sevilla, Universidad de Sevilla, 2 vols., 2007, II, pp. 617-634.

Gómez Canseco, Luis (ed.), Mateo Alemán, Guzmán de Alfarache, Madrid, RAE, 2012.

López Martínez, Celestino, Teatros y comediantes sevillanos del siglo xvi. Estudio documental, Sevilla, Imprenta provincial, 1940.

Millé y Jiménez, Juan, «Lope de Vega en la Armada Invencible», en Id., Estudios de Literatura española, La Plata, Biblioteca de Humanidades, 1928, pp. 103-149.

Montoto, Santiago, Lope de Vega y Juan de Arguijo, Sevilla, Imprenta del Arenal, 1935.

Pedraza Jiménez, Felipe B., Edición crítica de las Rimas de Lope de Vega, Ciudad Real, Universidad de Castilla-La Mancha, 1993-1994.

Pérez Pastor, Cristóbal, Nuevos datos acerca de la historia del histrionismo español en los siglos xvi y xvii. Primera serie, Madrid, Imprenta de la Revista Española, 1901.

Presotto, Marco, Le commedie autografe di Lope de Vega, Kassel, Reichenberger, 2000.

——, «Los autógrafos de Lope y las partes: un balance provisional», en El teatro del Siglo de Oro: edición e interpretación, eds. Alberto Blecua, Ignacio Arellano y Guillermo Serés, Madrid/ Frankfurt, Iberoamericana/Vervuert, 2009, pp. 423-440.

Rennert, Hugo A., The Spanish stage in the time of Lope de Vega, New York, The Hispanic Society of America, 1909.

Rico García, José Manuel, «La sonetada a Lope del Cartapacio de Palomo (Biblioteca Central del C.S.I.C., ms. RM 3857)», Anuario Lope de Vega, 14, 2008, pp. 235-268.

Rodríguez Jurado, Adolfo, «Lope de Vega en Sevilla», Boletín de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, 3, 1917, pp. 125-133.

Rodríguez Marín, Francisco, «Lope de Vega y Camila Lucinda: Conferencia de D. ---, leída en el Ateneo de Madrid el día 21 de diciembre de 1913», Boletín de la Real Academia Española, 1, 1914a, pp. 249-290.

——, Lope de Vega y Camila Lucinda, Madrid, Tipografía de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1914b.

Sainz de Robles, Federico, Lope de Vega: retrato, horóscopo y transfiguración, Madrid, Espasa Calpe, 1962.

San Román y Fernández, Francisco de Borja, Lope de Vega, los cómicos toledanos y el Poeta sastre: serie de documentos inéditos de los años de 1590 a 1615, Madrid, Imprenta Góngora, 1935.

Sánchez Arjona, José, Anales del teatro en Sevilla. Desde Lope de Rueda hasta finales del siglo xvii, Sevilla, Rasco, 1898 (ed. facsímil, presentación y prólogo a cargo Piedad Bolaños Donoso y Mercedes de los Reyes Peña, Sevilla, Ayuntamiento [Colección Clásicos Sevillanos, 6], 1994).

Sánchez Jiménez, Antonio, «Lope de Vega y la Armada Invencible de 1588: biografía y poses de autor», Anuario Lope de Vega, 14, 2008, pp. 269-289.

Sánchez Mariana, Manuel, «Los autógrafos de Lope de Vega», Manuscrt. Cao, 10, 2011.

Schevill, Rudolph, «Lope de Vega and the year 1588», Hispanic Review, 9, 1941, pp. 65-78.

Shergold, Norman D., y John E. Varey, Geneaología, origen y noticias de los comediantes de España, Londres, Tamesis Books (Col. Fuentes para la Historia del Teatro en España, 2), 1985.

Sentaurens, Jean, Séville et le théâtre. De la fin du Moyen Âge à la fin du xviiie siècle, 2 vols., Bordeaux, Presses Universitaires, 1984.

Sliwa, Krzysztof, Cartas, documentos y escrituras del Dr. Frey Lope de Félix de Vega Carpio (1562-1635), Newark, Juan de la Cuesta, 2 vols., 2007.

Vega, Lope de, El peregrino en su patria, ed. J. B. Avalle-Arce, Madrid, Castalia, 1973.

Inicio de página

Notas

1 Davis, 2004.

2 Sliwa, 2007.

3 Sánchez Mariana, 2011. Sobre los autógrafos de las comedias de Lope son imprescindibles los trabajos de Presotto, 2000 y 2009.

4 Miguel del Carpio no era, como se supuso durante décadas, tío carnal de Lope, sino primo de su abuela paterna, Catalina del Carpio, tal como demostró Espinosa Maeso, 1978, pp. 295-374. Sabemos de esa estancia a través de dos declaraciones de Lope, no exentas de indeterminación, y una probablemente apócrifa. El estado de esta cuestión puede consultarse en Manuel Cornejo, 2003.

5 Véase Montoto, 1935, p. 13. Las menciones y detalles del túmulo hispalense dedicado a Felipe II en algunas comedias de Lope han sugerido una estancia o visita en 1598 a Cornejo, 2005, p. 497, n. 16.

6 Muy confusas son las razones aportadas para verificar las estancias de Lope en Sevilla en 1582 y 1588 con motivo del alistamiento para las campañas de las Islas Terceiras y expedición a las Azores, y la jornada de Inglaterra, respectivamente. Más probable la primera de ellas, aunque no existe soporte documental que la pueda avalar. En cuanto a la Armada Invencible hay dos estudios clásicos sobre el tema: el primero a cargo de Millé y Jiménez , 1928, y el debido a Schevill, 1941. Recientemente, Sánchez Jiménez , 2008, se ha ocupado del tema planteando un estado de la cuestión sobre esta laguna biográfica. Y decimos laguna, porque así llamó Schevill al periodo transcurrido entre el 8 de febrero de 1588 y el verano de 1590.

7 Si hemos de atender lo que el propio Lope dice en numerosos lugares de sus obras, se embarcó en Lisboa a finales de mayo de 1588, tras atravesar gran parte de Andalucía, incluida Sevilla, para llegar a Cádiz. Para ello debió de dejar a su mujer en Madrid o Valencia y así alistarse. Lope afirma que se embarcó en la flota en numerosos lugares de su obra recogidos por Sánchez Jiménez, 2008, pp. 274-275. Schevill (1941, p. 72) acepta que Lope debió de alistarse en Lisboa, pero desembarcó del galeón San Juan en la escala que la flota hizo en La Coruña el 21 de junio, antes de seguir hasta Inglaterra. En vista, pues, de la documentación conocida es hoy por hoy imposible determinar si participó en aquel desastre histórico.

8 Sobre la historia bibliográfica y crítica del texto de las Rimas, cfr. el estudio textual de la edición crítica al cuidado de Pedraza Jiménez, 1993-1994, vol. I, pp. 14-20 y pp. 94-119.

9 Sobre el particular véase Gómez Canseco, 2007.

10 El Arenal de Sevilla fue compuesto entre 28 de febrero y 17 de mayo de 1603; véase J. H. Arjona, 1937.

11 La historia editorial de la Parte primera de las comedias fue analizada circunstanciadamente por Campana, Giuliani, Morrás y Pontón, 2004.

12 Ofrecen un razonado encaje de los datos conocidos Castro y Rennert, 1969, pp. 138-145.

13 Véase Barrera y Leirado, 1973-1974, vol. I, pp. 75 y 70.

14 Barrera y Leirado, 1973-1974, vol. I, p. 77.

15 «A principios del año 1604 regresaba Lope de Sevilla a Madrid o Toledo» (Barrera y Leirado, 1973-1974, vol. I, p. 93).

16 Sánchez Arjona, 1994, p. 113.

17 Véase Rodríguez Marín, 1914a y 1914b.

18 Rodríguez Marín, 1914a, p. 256 y 1914b, p. 8.

19 Los datos conocidos de Diego Díaz fueron reunidos por David Castillejo, 1984.

20 Para el estudio y edición de estos sonetos y de su contexto véase Rico García y Solís de los Santos, 2008.

21 Así queda testimoniado en el protocolo A.H.P.S. Protocolo de Juan de Espinosa, oficio 21, lib. 1º de 1603, f. 19. Lo reproducen Rodríguez Marín, 1914a, pp. 278-279; Rodríguez Marín, 1914b, pp. 30-31; Sliwa, 2007, vol. 1, pp. 100-101. Lo registra entre los autógrafos Sánchez Mariana, 2011. También lo incluye San Román y Fernández, 1935, pp. 68-69; San Román aportó la siguiente información, ya que hasta entonces se conocía por la escritura notarial sevillana: se trataba del protocolo de Gil Baptista Ochoa, 1602, f. 1135. También lo registró Astrana Marín, 1952, p. 477.

22 A.H.P.S. Oficio 21, lib. 1º, año 1603, f. 20.

23 Sevilla, Archivo parroquial de San Vicente, Lib. 10º de Bautismos, f. 279. Reproduce la partida de bautismo Rodríguez Marín, 1914a, pp. 274-275 (también en apéndice, en pp. 289-290 del mismo trabajo).

24 A.H.P.S., oficio 21, lib. 1º de 1604, f. 345-351, días 12, 13 y 16 de enero. Lo reproducen Rodríguez Marín, 1914a, pp. 283-285; Rodríguez Marín, 1914b, pp. 35-37; Sliwa, 2007, vol. 1, pp. 105-110. Lo registra entre los autógrafos Sánchez Mariana, 2011.

25 Véase Castro y Rennert, 1969, p. 104. Mateo Alemán «en esto de testificar en falso y hacer negocios sucios estaba tan especializado como en escribir», comenta Entrambasaguas, 1946b, p. 323. Sobre la azarosa vida de Mateo Alemán, véase el anejo a la edición al cuidado de Luis Gómez Canseco (2012, pp. 1447-1454) del Guzmán de Alfarache, titulado «Resumen cronológico de la vida de Mateo Alemán», y el capítulo del estudio que sigue a la edición titulado «Las justas ocupaciones de su vida: el contador Alemán» (refiere este episodio de la testificación en p. 775).

26 Toledo, Archivo de Protocolos, Protocolo de Juan Sánchez de Soria, año 1604, f. 1565. Lo reproducen Rodríguez Marín, 1914a, p. 289; Rodríguez Marín, 1914b, p. 41; Sliwa, 2007, vol. 1, p. 110. También lo registra entre los autógrafos Sánchez Mariana, 2011; y lo recoge San Román y Fernández, 1935, p. 110.

27 Véase Castro y Rennert, 1969, p. 154.

28 Rodríguez Marín, 1914a, p. 268. Entrambasaguas asumió la estimación de Rodríguez Marín, véase Entambasaguas, 1946a, p. 172; el propio Entrambasaguas algunos años después mantenía la misma opinión: «Al fin, a mediados del año 1604, Lope y Micaela de Luján, la popular pareja de Belardo y Lucinda, abandonaron Sevilla por el verano y se dirigieron a Toledo» (1946b, p. 235).

29 Rodríguez Marín, 1914a, p. 268.

30 López Martínez, 1940, p. 39; el documento lo transcribe en las pp. 38-39.

31 Tampoco recogen los repertorios documentales referidos ni las biografías del poeta una declaración firmada por Lope, que dio a conocer Rodríguez Jurado (1917). Según la citada declaración, Lope participó en calidad de testigo en el pleito incoado el 29 de abril de 1604 ante el licenciado don Felipe de Haro, canónigo provisor y vicario general del arzobispado de Sevilla, mediante el cual don Francisco de Acuña pretendía probar con información testifical que don Alonso de Ulloa fue criado del cardenal don Rodrigo de Castro. Igualmente, el doctor Jerónimo de Leyva quiso ser parte en el expediente y presentó información testifical con el objeto de demostrar que don Alonso de Ulloa había sido, simplemente, sobrino de don Rodrigo de Castro y no su criado, como presuponía don Francisco de Acuña. Entre los testigos presentados por Leyva se encontraba Lope de Vega, que consta como estante en la ciudad y residente en la collación de san Vicente en el momento de su testificación, el día 13 de mayo de 1604. Declaró haber conocido a don Rodrigo de Castro y a su sobrino, el arcediano don Alonso de Ulloa. El documento aparece firmado por Lope, firma reproducida en su artículo por Rodríguez Jurado, 1917, p. 133.

32 Cabe recordar que cuando Micaela de Luján, como se ha dicho, solicitó la custodia de los bienes de sus hijos ante el escribano de Sevilla Juan Bautista Contreras (A.H.P.S., oficio 21, lib. 1º de 1604, f. 345-351) declaró como testigo Rodrigo Tapia, junto con Simón González y Mateo Alemán. El propio Celestino López Martínez proporciona otros datos esenciales acerca de Rodrigo Tapia de Vargas, véase López Martínez, 1940, pp. 39-40.

33 Véase San Román, 1935, p. 109; y Astrana Marín, 1952, p. 539.

34 Entrambasaguas, 1946b, p. 237.

35 Es el adverbio que emplea Sainz de Robles (1962, p. 130) para juzgar moralmente tal situación.

36 A.H.P.S. Leg. 2428. Oficio 4. Año 1604. Lib. 2º. f. 892r.-893vº. Quiero expresar mi más sincero agradecimiento al historiador Javier Sánchez-Cid Gori, quien me proporcionó la noticia de este protocolo. El documento fue signado por el profesor Klaus Wagner, como hacía habitualmente con los protocolos que le habían merecido su interés, pero en sus trabajos no se refirió nunca a él. Véase el Apéndice de este trabajo.

37 A.H.P.S. oficio 21, lib. 1º de 1603, f. 19.

38 Shergold y Varey, 1985.

39 Ferrer Valls, 2008.

40 También recoge los contratos realizados por Diego de Santander para representar en Salamanca en el año 1597 Framiñán, 2006, pp. 130-132.

41 Véase Vega, 1973, p. 482 nota. Por su parte, Francisco Cascales en las Tablas poéticas incluye a Santander en una relación de «famosos en el arte histriónica» (1975, p. 193; en ese lugar, en nota [n. 24] considera Brancaforte a Diego de Santander «favorito de los sevillanos», aunque no aclara por qué). Queda la duda, expresada por Ferrer Valls en la entrada del DICAT, de si Lope y Cascales, cuando hablan de Santander, se refieren a Martín de Santander o a Diego de Santander.

42 Véase Bolaños Donoso, 1995, p. 138.

43 Véase Sánchez Arjona, 1994, pp. 80-81, 94, 100.

44 Rennert, 1909, p. 610.

45 Pérez Pastor, 1901, p. 347.

46 Teresa Ferrer Valls recoge en la entrada que el DICAT destina a Vaca la noticia de una copia apógrafa de la comedia de Lope El tirano castigado, contenida en el manuscrito 22422 de la BNE, en la que se copian dos licencias de representación fechadas el 9 y el 10 de diciembre de 1600 en Madrid. El citado manuscrito contiene también la copia de un reparto de la compañía de Gaspar de Porres, según el cual Gabriel Vaca habría interpretado varios papeles. A juicio de Teresa Ferrer, la actriz de nombre Catalina que consta en el reparto podría ser Catalina de Valcázar.

47 Véase San Román, 1935, pp. 89-90.

48 Sobre Catalina de Valcázar, véanse los datos que se registran en la entrada correspondiente del Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (DICAT).

49 Véanse Pérez Pastor, 1901, p. 105 (la partida de casamiento está fechada en Madrid el 30 de marzo de 1608), y la entrada correspondiente al Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (DICAT). Lope fue padrino en el bautizo, celebrado en Toledo el día 22 de octubre de 1605, de una hija del autor de comedias Alonso de Riquelme; véase Astrana, 1935, pp. 202-203. El dato fue proporcionado por San Román, 1935, pp. xx-xxii.

50 El último documento que registra el Diccionario biográfico de actores del teatro clásico español (DICAT) es una escritura fechada en Sevilla el 10 de mayo de 1603 por la cual Diego de Santander «da por libre a Antonio Amoroso y María Hurtado, su mujer, vecinos de Zaragoza», de acuerdo con el compromiso de representación contraído con él en una escritura otorgada en Sevilla el 23 de diciembre de 1600. Cabe añadir también que la mención de las Tablas poéticas de Cascales (si es que se hace referencia en ella a Diego y no a Martín Santander) no anula el argumento, pues esta obra preceptiva estaba concluida en 1604, aunque se publicó en Murcia, por Luis Beros, el año de 1617.

51 Los documentos se han ordenado cronológicamente. Del primero se incluye extracto por no haber sido publicado hasta ahora. Los textos se reproducen transcribiéndolos literalmente. Se moderniza puntuación y acentuación. Se desarrollan las abreviaturas. Los casos en que no hemos resuelto la lectura por mor de la caligrafía se indican entre paréntesis cuadrados.

52 La excepción de non numerata pecunia, a la que mediante este formulismo se renuncia, es la ‘excepción del dinero no entregado’, que tiene su origen en el Derecho Romano, que había establecido que a la persona que da el préstamo o entrega el dinero correspondía la prueba de la entrega del dinero. Ya en época imperial se prescribió que el escrito firmado por quien recibe el dinero del préstamo o mutuario sirviera como comprobante de dicha entrega, siempre que hubieran transcurrido dos años desde la fecha de la operación. Esto es, el deudor, dentro de los dos años siguientes a la fecha del préstamo podía oponer la excepción del dinero no entregado; en tal caso era el prestamista quien debía demostrar que había hecho la entrega.

53 Y renunçio… premática de las sumisiones: fórmula jurídica contenida en la mayoría de los contratos y obligaciones de pago de la época.

54 Lasto: ‘Recibo que se da a quien paga por otra persona, para que pueda cobrarse de él’.

55 Estas diligencias al final de los protocolos era común. Mediante ellas se daba fe, por parte del escribano público, esto es, del notario, de cualquier error enmendado en el protocolo.

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Título Reproducción Documento núm. 1: A.H.P.S-P.S. Leg. 2428. Ofº4
Leyenda Año1604. Lib.2º. Fols. 892rº-893vº
URL http://criticon.revues.org/docannexe/image/1097/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 200k
URL http://criticon.revues.org/docannexe/image/1097/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 192k
URL http://criticon.revues.org/docannexe/image/1097/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 216k
URL http://criticon.revues.org/docannexe/image/1097/img-4.jpg
Ficheros image/jpeg, 204k
Título Reproducción Documento núm. 2: A.H.P.S.
Leyenda Colección Celestino López Martínez (CELOMAR), caja 19862.
URL http://criticon.revues.org/docannexe/image/1097/img-5.jpg
Ficheros image/jpeg, 210k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

José Manuel Rico García, « Lope en Sevilla (1604): nuevas noticias, con algunos datos sobre Diego de Santander y Gabriel Vaca », Criticón, 122 | 2014, 7-25.

Referencia electrónica

José Manuel Rico García, « Lope en Sevilla (1604): nuevas noticias, con algunos datos sobre Diego de Santander y Gabriel Vaca », Criticón [En línea], 122 | 2014, Publicado el 01 diciembre 2014, consultado el 21 noviembre 2017. URL : http://criticon.revues.org/1097 ; DOI : 10.4000/criticon.1097

Inicio de página

Autor

José Manuel Rico García

Universidad de Huelva

Inicio de página
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Logo ENS de Lyon
  • Logo IHRIM - Institut d'Histoire des Représentations et des Idées dans la Modernité
  • Logo Labex COMOD - Université de Lyon
  • Logo Instituto Cervantes
  • Revues.org